Los adultos mayores de 65 años deben continuar con los refuerzos de vacunas ya aplicadas, completar esquemas y proteger contra gripe y neumococo, principales causas de complicaciones en esta etapa de la vida.

  • Gripe: una dosis anual.
  • Vacunación secuencial contra neumococo conjugada: esquema secuencial de dos vacunas (vacuna conjugada 13 valente y polisacárida 23 valente).

Niños y niñas, en particular los lactantes, son más susceptibles a contraer enfermedades.

  • Hepatitis B: Una dosis neonatal: recién nacidos dentro de las primeras 12 horas de vida.
  • Tuberculosis (BCG): Única dosis: recién nacidos, antes de egresar de la maternidad.

La vacunación durante el embarazo brinda protección a la madre y al bebé mediante el pasaje de anticuerpos a través de la placenta.

  • Triple bacteriana acelular: una dosis en cada embarazo, después de la semana de 20 de gestación.
  • Antigripal: una dosis, en cualquier trimestre de la gestación. En caso de no haberla recibido en el embarazo aplicar una dosis, hasta 10 días posteriores al parto.
Anuncios